Una enzima, responsable de la pérdida de peso de los enfermos terminales de cáncer

La caquexia es un estado en el que la persona pierde peso al disminuir su masa muscular y las grasas de su organismo, que va acompañado de debilidad y fatiga. Este síndrome, frecuente en la última fase de los enfermos de cáncer, es el responsable del 15% de las muertes de estos pacientes.

Un trabajo, publicado en la revista Science, reveló que el origen de la caquexia es una enzima –ATGL, por sus siglas en inglés– que descompone los lípidos almacenados en las células de la grasa, con la consiguiente pérdida de tejido adiposo.

“Cuando inhibimos la ATGL en ratones, esta pérdida no se produce”, asegura Rudi Zechner, uno de los autores del estudio e investigador del Instituto de Biociencias Moleculares de la Universidad de Graz (Austria). En ese caso, los animales tampoco pierden masa muscular. Hasta ahora, los estudios se habían centrado en la carencia de esta masa y existía poca información sobre la disminución de la grasa.

Leer másUna enzima, responsable de la pérdida de peso de los enfermos terminales de cáncer

La OMS previene contra el uso de las pruebas sanguíneas para diagnosticar la tuberculosis activa

El uso de las pruebas sanguíneas (serológicas) que se obtienen en el comercio para diagnosticar la tuberculosis activa arroja a menudo un diagnóstico erróneo, un tratamiento incorrecto y posibles daños a la salud pública, afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una recomendación de política dada a conocer hoy. La OMS insta a los países a prohibir las pruebas sanguíneas inexactas y sin licencia y preferir en su lugar las pruebas microbiológicas o moleculares que la propia organización recomienda.

Es muy difícil determinar que la enfermedad tuberculosa está activa valiéndose de los anticuerpos o antígenos presentes en la sangre. Los pacientes pueden presentar diferentes respuestas de anticuerpos que indican que padecen tuberculosis activa cuando no es así. También, pueden producirse anticuerpos contra otros microorganismos que apuntan, erróneamente, a una tuberculosis activa. Por si fuera poco, distintos microorganismos comparten los mismos antígenos, otro motivo por el cual los resultados de estas pruebas no son fidedignos. Estos factores pueden ocasionar que la tuberculosis no se identifique o que se diagnostique mal.

Leer másLa OMS previene contra el uso de las pruebas sanguíneas para diagnosticar la tuberculosis activa